¿Qué es la educación inclusiva y por qué es importante?

La educación inclusiva es el modelo educativo que promueve una enseñanza de calidad para todos los alumnos por igual. Es decir, se trata de un sistema que ofrece las mismas oportunidades para todos los niños y adultos que se encuentran en situación de vulnerabilidad o que, por alguna razón, son marginados de la sociedad, de forma que puedan desarrollar su potencial.

La educación de calidad es uno de los 17 objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030 que la ONU aprobó en 2015.

A continuación, hablaremos sobre qué es la educación inclusiva y por qué es importante.

¿Qué es la educación inclusiva?

La educación inclusiva es el sistema educativo que lleva la atención a todos los niños o adultos, sin importar en qué situación se encuentren. Desde luego, promueve la inclusión de aquellas personas que son más vulnerables o que están excluidas de la sociedad, pero trabaja en conjunto para que todos accedan a las mismas oportunidades. Por lo general, se asocia la educación inclusiva con las personas discapacitadas, pero lo cierto es que este modelo también apunta hacia la inclusión de todo aquel que esté en condición de desigualdad, ya sea por su situación económica, su origen étnico o su religión, entre otros factores.

¿Cuáles son sus características?

Las características principales de la educación inclusiva la diferencian rotundamente de la enseñanza tradicional.

En este sentido, la educación inclusiva:

  • Fomenta la búsqueda de soluciones para que, dentro del aula, se satisfagan las necesidades de cada alumno en particular. Para ello, debe prestar atención a las dificultades de cada uno, pero dentro de la comunidad del aula.
  • Promueve los valores de igualdad de oportunidades para todos.
  • La metodología no se centra tanto en el contenido, por lo que el currículo es más flexible. Por el contrario, la enseñanza está más enfocada hacia las características de los alumnos.

¿Cuáles son sus objetivos?

Los objetivos de la educación inclusiva están muy bien definidos:

  • La inclusión es su finalidad. Por lo tanto, busca que todos los estudiantes tengan las mismas oportunidades académicas y que, en consecuencia, no queden excluidos de la sociedad.
  • Tener un único sistema educativo, del que participen todos los niños o adultos sin importar sus capacidades o necesidades especiales. Dentro del aula, quienes tengan alguna dificultad deben estar acompañados pedagógicamente, pero avanzar a la par de sus compañeros.
  • El trabajo coordinado entre todos los participantes del ámbito educativo, como profesores, padres y alumnos.
  • La participación de toda aquella persona que se encuentre en situación desfavorable en un ámbito que promueve la igualdad, la justicia y la libertad.
  • Potenciar cada tipo de inteligencia que se encuentre dentro del aula.

¿Cómo se trabaja en el aula?

Para alcanzar la educación inclusiva, los docentes deben procurar trabajar dentro del aula de la siguiente manera:

  • Conocer a cada alumno

Es primordial que el docente se tome el tiempo necesario para conocer a cada uno de sus estudiantes. Esto le permitirá determinar cuáles son sus necesidades y los desafíos que tendrá que afrontar en el aula para poder abordarlos adecuadamente. Dentro del aula se trabajará con todo el material escolar necesario para desarrollar las actividades y capacidades que se pretenda trabajar en cada momento, prestando especial atención al material pedagógico inclusivo ya que, junto con las metodologías innovadoras son factores importantes a tener en cuenta para que todos los alumnos puedan desarrollar su potencial.

  • Fomentar el pensamiento crítico

Para que sea eficaz, la educación debe ser activa. Por lo tanto, las actividades deben estar orientadas a la participación de todos los alumnos. De esta manera, el docente los guiará para que desarrollen sus propias ideas y cuestionen la información que se les presenta. Además, se busca que sean los alumnos quienes propongan actividades para aprender y mejorar su educación.

  • Establecer métodos de evaluación flexibles

No todos aprenden de la misma manera y, por lo tanto, los métodos de evaluación deben ser flexibles, adaptándose a cada tipo de aprendizaje distinto. Asimismo, los objetivos del docente deben ser difíciles de alcanzar, pero no imposibles. El alumno debe trabajar para cumplirlos y superar todas sus dificultades.

¿Qué cambios promueve?

La educación inclusiva promueve un cambio rotundo en la sociedad. Con el objetivo de que todos tengan acceso a una educación de calidad, este modelo propone las mismas oportunidades para todos, de modo que puedan integrarse en la sociedad y alcanzar un mayor bienestar. Asimismo, promueve el desarrollo de cada individuo, potenciando sus capacidades y ayudándolo a superar sus obstáculos. En última instancia, la educación inclusiva busca que nadie quede marginado de la enseñanza y la sociedad.