Cómo pintar con témperas

Temperas

Todos los niños están familiarizados con las temperas. Sin duda es una de las pinturas más clásicas para utilizar con niños, especialmente por su sencillez y lo fáciles que son de limpiar. Sin embargo, a pesar de lo simples que son, es mejor que sigas los siguientes consejos para aprender como pintar con témperas y conseguir que tus hijos hagan verdaderas obras de arte:

  1. Elige tu pintura. Actualmente hay miles de tipos de acuarelas de diferentes marcas, como las famosas temperas Jovi. En general, podemos distinguir tres tipos: la paleta de colores, la botella o los tarros de tempera. En general, la elección del tipo de tempera dependerá más de la edad del niño que de otra cosa, y es que la diferencia radica, básicamente, en la composición y el formato. Así, las temperas en botella o tarro son más prácticas para niños pequeños, que suelen gastar más. Por el contrario, las paletas de colores son idóneas para niños más mayores, con un mayor control de la pintura y los pinceles. Temperas Jovi
  2. Escoge una superficie adecuada para pintar. No vale cualquier papel. Las temperas con pinturas hechas a base de agua, lo que implica que al utilizarlas sobre un folio normal y corriente este se calará. Lo ideal es utilizar papeles o superficies gruesos que admitan cierta cantidad de agua para que no acabe empapado. Existen ciertos papeles y blocs de dibujo especiales para témperas y acuarelas con los que tus hijos podrán dibujar y dejar volar su imaginación sin problemas.
  3. Limpia bien los pinceles antes de cambiar de color. Sabemos que esto es especialmente difícil, sobre todo cuando se trata de niños pequeños, ya que les encanta mezclar. Sin embargo, es importante para conservar las témperas por mucho más tiempo no meter los pinceles sucios, ya que estropeará el color. Siempre es recomendable utilizar recipientes de plástico dónde los niños puedan mezclar colores sin preocupaciones.
  4. Deja tiempo suficiente para que seque. A pesar de que las témperas son unas pinturas que se secan muy rápido, es conveniente dejarlas secar completamente durante un buen rato. Y es que se seca la capa superior mientras que la inferior puede quedar aún algo húmeda. Por lo que si se han pintado muchas capas o están son muy gruesas tardará bastante más en secar. Busca un lugar adecuado y que no sea fácilmente accesible para que seque y, si puede ser, que sea al aire libre.

Estos consejos unidos a los que ya te dimos sobre cómo limpiar después de una sesión de pintura harán que pintar sea vuestra nueva actividad favorita para vuestros ratos libres.