Cómo sentarse correctamente para estudiar o trabajar en el ordenador

Son tres las posiciones en las que pasamos la mayor parte de nuestra vida: tumbados, sentados o de pie. De todas ellas, la peor para nuestro cuerpo es la posición sentada. Dado que los hábitos de vida sedentarios y el trabajo de oficina son cada vez más comunes, conviene seguir una serie de recomendaciones para paliar sus efectos negativos: la buena posición, las mesas de ordenador y los ejercicios de rehabilitación nos ayudarán.

Problemas de salud derivados de pasar muchas horas sentado

Sentarse durante periodos de tiempo prolongados trae riesgos consigo. Uno de los más habituales es la obesidad. Al no realizar ejercicio, la tasa metabólica de la persona mengua y esta debe ingerir un aporte calórico menor para mantenerse en su peso ideal.

No obstante, hay muchas otras afecciones que pueden afectar al sistema musculoesquelético, e incluso a nuestro bienestar mental. Un claro ejemplo son las lesiones por movimientos repetitivos, que ocurren cuando la persona sentada fuerza una rotación o extensión de sus extremidades de forma reiterada.

Incluso cuando el esfuerzo es mínimo, con el tiempo esto deriva en patologías como el codo de tenista, el síndrome de túnel carpiano y otros. Como veremos más adelante, las mesas de ordenador pueden ayudar a contrarrestar el desarrollo de estas enfermedades.

Si la persona está muy por encima de la posición óptima, es posible que también ejerza más fuerza sobre los folios en los que escriba o sobre el teclado con el que controle su computadora. Esto incrementa el riesgo de artritis precoz en dedos y manos.

Además, la posición inadecuada de la pantalla o puntos de enfoque desvía la correcta posición de la columna. Esto a su vez desemboca en casos de cifosis, dolores de espalda y cuello, lumbalgias y, con el paso del tiempo, incluso hernias discales. Esta última afección puede requerir la intervención de cirujanos y el consecuente ingreso hospitalario.

¿Cómo se puede hacer frente a los efectos negativos de pasar demasiado tiempo sentado entonces? En los siguientes apartados nos centramos en el trabajo sobre la postura, el fortalecimiento de los músculos y la correcta disposición del espacio de trabajo mediante una mesa de ordenador especializada.

Postura adecuada al sentarse

Practicar una buena postura mientras trabajamos o estudiamos sentados es crucial para no sufrir las patologías mentadas. La espalda debe permanecer recta, apoyada sobre el respaldo de la silla que se esté empleando, y nunca encorvada hacia la pantalla, si es que se trabaja frente a un ordenador.

Los hombros deben estar echados hacia atrás para evitar el síndrome de hombro redondeado o la incipiente formación de una joroba. En todo caso, el usuario no debe estar tenso, es importante que se relaje cobijado por la envolvente de una buena silla de oficina.

Conviene moverse entre dos posiciones distantes en un ángulo de 10 grados cada cierto tiempo. De este modo se eliminan las sobrecargas sobre diferentes puntos de nuestro sistema musculoesquelético.

En nuestra tienda puedes ver unas buenas opciones de sillas y reposapies para mejorar y favorecer tu ergonomía. Además, puedes consultar la guia para sentarse bien.

Cómo ayudan las mesas de ordenador

Las mesas de ordenador especializadas son una enorme ayuda a la hora de mantener una correcta postura. En vez de obligar a que la persona aprenda una serie de buenas técnicas y sea consciente en todo momento de que debe aplicarlas, el mobiliario especializado se crea con unas determinadas dimensiones que facilitan la vida del trabajador.

Las mesas de ordenador permiten colocar la pantalla a una buena altura de forma que el usuario no tenga que forzar la curvatura de la zona cervical de su columna vertebral. Por otro lado, la superficie de trabajo está emplazada a una altura tal que los brazos pueden reposar sobre ella ni muy laxos ni muy forzados.

Por último, las mesas de ordenador distribuyen el espacio de trabajo de forma óptima para que la persona tenga suficiente rango de movimiento. Esto incluye un espacio suficiente para extender las piernas, lo cual contribuye a que la postura en la silla se adecúe a las directrices estipuladas arriba.

Ejercicios de rehabilitación

Los traumatólogos han dado una serie de consejos para que aquellas personas que pasan mucho tiempo sentadas puedan combatir la aparición de desgaste óseo, dolores y pérdida de masa muscular. Estos consejos son:

  • Realizar breves descansos cada 30 minutos
  • Ejecutar algunas tareas de pie (llamadas telefónicas, por ejemplo)
  • Instalar unos pedales bajo la mesa de ordenador para mantenerse en movimiento a lo largo del día y combatir el sedentarismo