Técnicas para pintar con ceras de colores

Las ceras de colores son una herramienta más para estimular la imaginación de los más pequeños. Hay un montón de técnicas para sacarle el máximo provecho a las ceras de colores y realizar dibujos muy originales. Estas son algunas de ellas:  

  1. Esgrafiado

El esgrafiado es una técnica muy fácil de conseguir y los dibujos quedan geniales y muy originales. El método es muy sencillo, tan solo tendrás que cubrir una hoja con distintos colores, espolvorear harina sobre el papel y luego cubrirlo todo con tinta china o colorear con una cera negra. Con un palillo o cualquier utensilio con una punta fina, podrás dibujar sobre la cera o tinta china y se verán los distintos colores. Observa cómo se hace en este video:

  1. Efecto acuarelas

Las ceras de colores son muy versátiles y según el papel y el acabado puede tener distintos efectos. Aplicando un poco de trementina o agua ras sobre los bordes de los dibujos conseguirás un efecto como de acuarela que parecerá más profesional. Este video te explicará cómo conseguir el efecto.

  1. Distintas texturas

El soporte que se utilice para pintar con ceras es tan importante como la técnica. Según la rugosidad del papel y sus características se obtendrán distintos efectos.

  1. Vidrieras de colores

Para crear unas vidrieras de colores tan solo necesitarás papel transparente o de cocina, ceras de colores, un lápiz y un poco de aceite para cocinar. Realiza con el lápiz  el diseño que quieras en el papel semitransparente, colorea con las ceras y aplica un poco de aceite en la parte posterior y ¡voilá! ya puedes colocar el dibujo en la ventana que se verá genial.

  1. En textil

Las ceras de colores también se pueden utilizar para diseñar camisetas originales. El método es bien sencillo, tan solo tendrás que realizar tu dibujo sobre papel y apretar fuerte con las ceras para que se quede bien grabado. Después de esto, coloca el dibujo donde quieras en la camiseta y pasa una plancha.

  1. Degradados de colores

Esta técnica tiene que ser la más sencilla ya que puedes conseguir efectos muy artísticos utilizando solo la yema de los dedos. Para realizar esta técnica, realiza tu dibujo y pasa los dedos sobre las zonas que quieras difuminar y conseguirás degradados y colores nuevos. Mira cómo realizarlo es este video.